vendredi 18 décembre 2009

¿Qué es La República de Sonora?

Muchos mexicanos y muchos sonorenses ignoramos la absolutamente absurda historia del conde Gaston de Raousset-Boulbon. Vamos a corregir esta injusticia con una novela gráfica (un cómic, da lo mismo) sobre su desastrada vida y su prematura muerte (Oops, spoilers!).

Gaston es un joven conde francés que desperdiga su fortuna en París y decide probar suerte en las tierras remotas de California, donde, en ese momento, miles de aventureros se arremolinan bajo la esperanza de encontrar una fortuna. Señoras y señores, esta historia transcurre en la plenitud de la Fiebre del Oro.

Cuando la riqueza no llega, Gastón vaga de ciudad en ciudad y cruza la frontera para encontrar un joven estado de Sonora, donde encuentra personajes históricos como Charles de Pindray y el legendario Joaquín Murrieta.

Convencido del potencial de Sonora Gaston reúne una pintoresca turba de mercenarios franceses, italianos, chinos, japoneses. Su misión es emular la República de Texas: separar Sonora de México y convertirla en una nueva nación soberana. El villano de esta historia es el némesis de muchos mexicanos: Su Alteza Serenísima, Don Antonio López de Santa Anna. Aliado inicial de nuestro conde, termina condenando los esfuerzos de los separatistas y los persigue inclementemente con su ejército de clones de Napoleón Bonaparte y su miríada de hombres de acero, que se elevan metros y metros, como catedrales.

Pero el verdadero enemigo está cerca: el orgulloso general José María Yáñez, un patriota de la vieja guardia, campeón de la defensa de México contra invasores internacionales. Será él quien pruebe ser ejemplarmente cruel y eficiente en frustrar los planes de nuestro francés favorito.

Armado con el Gancho de Phinanza, el Palito de Onejas y la Manopla Explosiva, Gaston tendrá que hacer frente a un piélago de calamidades.

¿Podrán los clones franceses, los robots gigantes, los ninjas asesinos, y un Santa Anna con una pierna de metal acabar con las ambiciones de libertad de un solo hombre con un sueño y un ego tan grandes como el Ejército Mexicano?

Para ser sincero, probablemente sí podrán. Pero también tal vez será un placer leer acerca del caso. Y definitivamente será un placer para mí compartir con ustedes esta historia que tanto me ha apasionado escribir y dibujar.

Carlos Mal.